Alimentación y sexualidad

Alimentación y sexualidad

 comida_ysexo.jpg

Alguna vez se ha preguntado ¿que tienen en común una alimentación saludable con la salud sexual?

 

Para el común de las personas sería lógico pensar que estas dos cosas no se relacionan bajo ningún punto, y es entendible que piensen de esta forma, ya que no se encuentra en nuestra cultura ser educados en este tema, pues bien, directamente pareciera que la alimentación y sexualidad no se relacionan, ya que nadie puede afirmar que después de ingerir comida no saludable (chatarra) esta no contribuirá a tener una vida sexual plena. Sin embargo, si se encuentra comprobado que pueden producir  enfermedades como la obesidad, diabetes mellitus, hipertensión arterial y la dislipidemia, pues uno de los principales factores para desarrollar una de estas enfermedades es comer mal, llevar una dieta alta en grasas, azucares, sodio, hidratos de carbono y baja en proteínas, fibras, vitaminas y minerales

 

Fisiológicamente hablando, en el acto sexual ocurre una serie de cambios y adaptaciones en nuestro organismo, tales como liberación hormonal, aumento de la frecuencia cardiaca, dilatación arterial y aumento de la frecuencia respiratoria, todo esto con el fin último de proporcionar una buena irrigación sanguínea a todo nuestro organismo, especialmente a las zonas erógenas, por una parte el hombre necesita de una correcta circulación sanguínea para mantener una erección y la mujer a su vez, para lograr un correcta activación de las glándulas encargadas de proporcionar una lubricación dilatación adecuada.

Luego de esta contextualización solo nos falta unir ambas cosas para entender cómo es que se encuentran relacionadas la sexualidad con la alimentación saludable. El consumo de alimentos con alta concentración calórica y grasas pueden causar afecciones cardiacas y circulatorias, que nos impedirán tener una buena circulación sanguínea, y esta a su vez nos restringirán al momento de tener intimidad, por lo que explicábamos anteriormente, muy por el contrario, una buena alimentación sumada al ejercicio nos permitirán tener un corazón fuerte y sano, y un sistema circulatorio que nos permita mantener una buena circulación sanguínea al momento de realizar actividades físicas de cualquier tipo.

 

Pero se nos olvida una parte muy importante en todo este tema, si nos alimentamos de manera adecuada y realizamos ejercicio periódicamente, nos sentiremos y estaremos mucho más seguros y plenos, para que cuando llegue el momento de estar con esa persona especial, podamos entregarnos tanto física y sicológicamente.

 

Para finalizar, quiero dejarles  unos simples consejos nutricionales que les serán de  ayuda en su vida diaria.

.

  • Tome por lo menos de 6  a 8 vasos de agua al día.
  • Elija pan integral o marraqueta en vez de pan amasado o hallullas.
  • Prefiera preparaciones al horno, a la plancha o cocidas, en vez de freír los alimentos.
  • Coma legumbres por lo menos 2 veces por semana.
  • Consuma pescado 2 veces por semana.
  • Elimine el salero de su mesa.
  • Reduzca el consumo de alimentos azucarados (pasteles, helados, bebidas y dulces)
  • Prefiera carnes sin grasa.
  • Consuma 5 veces al día frutas y verduras.
  • Realice actividad física por lo menos 3 veces por semana.

 

 

 

Ana María Valenzuela Muñoz

Nutricionista

Universitaria Acreditada

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar