Expertos advierten efectos negativos de la crisis economica en la sexualidad

Lunes 16 de febrero de 2009

  
 
Por Gabriel Angulo / La Nación


La faceta más íntima de una crisis económica prolongada
 

Expertos advierten efectos negativos en la sexualidad

Photobucket


El estrés derivado de los problemas económicos repercute en una baja actividad sexual, ya que cuando las personas no tienen trabajo o poseen deudas, llevan esa preocupación a la cama, lo cual no les permite tener una sexualidad plena, según los especialistas.

En chile, como en el resto del mundo, la crisis financiera internacional cala hondo en nuestras vidas. Tanto así, que incluso la sexualidad de las personas se deteriora. Esto lo confirman un sociólogo y dos sexólogos consultados por La Nación, que ven este período como perjudicial para el sexo, aunque reconocen que algunas personas recurren al él para distraerse.

"Los problemas económicos van acompañados del estrés y cualquier cosa que te condicione un estrés, por ejemplo, una enfermedad, un funeral o un problema laboral y sobre todo el problema económico a las personas, les hace neutralizar la actividad sexual", sostiene Miguel Ángel Cuevas, urólogo de la Universidad de Chile.

Diagnóstico con el que coinciden en la Sociedad Chilena de Sexología, uno de cuyos expertos, Mauricio Salas, afirma que la frecuencia en las actividades sexuales tiende a la baja en tiempos de crisis, porque "se produce una contracción de lo que es la erotización sexual, debido a que las personas más que nada quieren resolver sus problemas económicos".

En esa misma línea, el sociólogo de Panopsis consultores, Luis Ortiz, considera que "la crisis económica es un período de incertidumbre y en esos tiempos los seres humanos tienden a satisfacer las necesidades más básicas, por tanto, el tema de recreación queda relegado a segundo plano y, por tanto, eso influye en la baja frecuencia de las relaciones sexuales".

Frustración económica

De acuerdo a la última encuesta de percepción del desempleo, realizada en diciembre de 2008 por el Instituto Libertad y Desarrollo (LyD), el 41% de los chilenos tiene temor de perder su actual trabajo, dado los nefastos efectos de la crisis en el mercado laboral.

Lo anterior podría desembocar en la falta de apetito sexual, pues en contadas ocasiones los primeros síntomas de frustración, estrés, depresión, ansiedad o insomnio se deben, en gran medida, a la inseguridad que produce ser cesante o el temor de serlo, lo que, a la postre, se traduce en una baja actividad sexual.

"Las personas que no tienen vacaciones por falta de dinero, se quedan en sus hogares y tienen más sexo. Pero cuando se pierde un trabajo, el hombre pierde su rol social y piensa que ya dejó de ser un verdadero hombre", comenta Salas.

En el caso de las mujeres, los expertos sostienen que no necesariamente tienen menos relaciones sexuales, pero sí las practican con menos motivación, lo que podría provocar en ellas anorgasmia, dolor o molestia en el coito o falta de lubricación.

En cambio, en el caso de los hombres la crisis los afecta enormemente, pues aún existe el modelo de "hombre proveedor frente a una esposa e hijos requerentes".

Y se viene marzo

Esta situación se ve agravada en el caso chileno, advierten los profesionales, porque por estos días aparecen los gastos de marzo, como el del colegio, la ropa, etc. "Entonces, es el consumismo el que te lleva al estrés cuando no tienen poder adquisitivo y, por tanto, tienes menos relaciones sexuales", explica Cuevas.

Idea compartida por el sociólogo de la consultora Panopsis, quien asegura que las sociedades latinoamericanas siguen siendo machistas, en consecuencia, "el rol de proveedor todavía se le asigna culturalmente a los hombres, entonces, en términos estadísticos el hombre se ve más afectado que la mujer en tiempos de crisis al no poder satisfacer las necesidades básicas de la familia".

Visión disonante

Sin embargo, pese a que la mayoría de los expertos cree que la frecuencia del acto sexual disminuye con la recesión, algunos estudios indican lo contrario.

La BBS News, publicó a finales del año pasado, un reportaje llamado: "Los británicos ahorran dinero con sexo", a través del cual el medio reveló que sus ciudadanos acudían cada vez más al sexo como forma de entretención gratuito en épocas de "vacas flacas", debido a un hecho bien simple: la gente en tiempos de crisis tiende a quedarse más tiempo en su casa.

Una tesis que el sociólogo Luis Ortiz no descarta, al reconocer que "el sexo podría ser alguna fórmula de escape, en términos de preocupación en tiempos de incertidumbre en la estructura social, debido a la crisis". Aunque, insiste en que lo más común es que ocurra lo contrario. LN

  
La receta de los expertos: más cariño
 
De acuerdo a los especialistas consultados, para conseguir que las parejas sean más activas sexualmente en momentos financieros críticos, tienen que dedicar más tiempo a los cariños, mejorar la comunicación y no sepultar el ocio.

“La mejor receta para enfrentar el estrés y optimizar el rendimiento sexual es el cariño, comprensión y compartir las preocupaciones, porque el estrés te lleva a la incomunicación y ésta, a su vez, merma tener una buena relación sexual”, recomienda el sexólogo de la Universidad de Chile Miguel Ángel Cuevas.

Dejar de lado lo material y darle cabida a lo espiritual es la clave, acota su colega miembro de la Sociedad Chilena de Sexología, Mauricio Salas. “Cuando uno se libera de querer poseer bienes de consumo, uno se tienta más al ser, hacia uno mismo y ahí el problema económico se aleja y uno tiene más relaciones”, comenta. “Lo otro que recomiendo es la desintoxicación de lugares precisos, es decir, no contaminar el espacio personal con asuntos laborales o externos a ese momento íntimo sexual”, añade.

En momentos de incertidumbre monetaria, “la idea en estos casos es ser cauteloso y dejar espacio para la recreación y ocio, que forman parte de la convivencia humana y cultural del ser humano”, concluye Ortiz.
 
 

IMPOTENCIA EMOCIONAL
 
Aunque son casos aislados, muchos hombres sufren algún tipo de disfunción sexual debido a la ansiedad que les produce la crisis. Junto con la baja del apetito sexual, la impotencia se manifiesta muchas veces como un problema más bien emocional, advierten los entendidos.

“Hay un componente sicológico que influye en la disfunción eréctil, aunque no es lo más importante, porque son enfermedades orgánicas las que producen impotencia, pero el aspecto emocional puede llevar a una pésima performance sexual, desde el punto de vista erectivo”, advierte el sexólogo Miguel Ángel Cuevas.

“El estrés influye sobre la líbido y no tener los medios económicos para sustentar las cosas básicas o inestabilidades laborales, puede producir un impacto negativo en el deseo sexual”, agrega.
 
 

Crisis y sexo
 
La crisis subprime, que se iniciara casi silenciosamente en EEUU en septiembre de 2007, se ha expandido por el mundo repartiendo sus efectos por casi todo el planeta. Uno de sus aspectos menos tratado, no por ello menos estudiado, dice relación con las consecuencias que genera en la sexualidad humana. Estudios -científicos y no tanto- se han hecho en varios países del mundo. La mayoría concluye que la crisis económica, en la medida que se instala al interior de los hogares, provoca estragos en la sexualidad de la pareja. Temor al desempleo, pérdida del puesto de trabajo, deudas impagas o incapacidad de solventar las necesidades básicas de su familia bajan la líbido del hombre, disminuyendo la frecuencia de las relaciones sexuales y hasta pueden provocar una impotencia emocional, advierten los sexólogos. La mujer no escapa a esta realidad, los estudios indican que si bien no disminuye su frecuencia sexual, la calidad de las mismas baja notablemente por falta de interés en el coito, provocando problemas de lubricación y anorgasmia. En algunos países, incluso, hay datos de deterioro de las relaciones familiares, como en Honduras, donde las autoridades reportan un notable aumento de la violencia intrafamiliar. Chile no escapa a estas realidades, según médicos, sicólogos y sociólogos entrevistados por este medio. Pero no todo es malo. Los expertos sugieren transformar la crisis económica en una oportunidad erótica, pues el sexo libera hormonas de bienestar, disminuye el estrés y es gratis entre la pareja. Un estudio universitario en Inglaterra indica que los ingleses ya descubrieron estas ventajas.
 


Publicado aqui http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/artic/20090215/pags/20090215211241.html

|

Comentarios

Hello,I am new to the forum and just say hi.Hope to talk with more friends.

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar